.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

martes, 23 de marzo de 2010

LEYENDO HISTORIETA. Hoy: Sr y Sra Rispo

Bueno, desde aquel polémico (y ya viejo) post sobre el trabajo de Dante y Diego en la Fierro, me quedé con ganas de hacer más analisis y criticas de lo que se mueve acá en la Argentina. Con esto de que le estoy prestando más atención a la actualización del blog y con la ayuda de la gente de Bang! inaguro esta sección. Hoy le toca a Diego Parés con su Sr. y Sra. Rispo.


Primero quiero detenerme y decir que este tipo de humor no me causa mucha gracia. Bah, practicamente ninguna. No es que lo de Parés (o, por poner otro ejemplo, Sala) sea malo, simplemente no es un tipo de humor que me llegue o me haga reir, en realidad me deja bastante indiferente. Por eso al tener la Fierro entre manos la leí por encima y si no fuera por la gente de Bang! me hubiese perdido de una genialidad formal.

Lo primero que llama la atención al leer (con atención) esta entrega de Sr y Sra. Rispo es el aparente desorden. La historia no se lee en el sentido secuencial normal (el de la imaginaria Z), sino en uno más caotico, practicamente a elección del lector. Parés divide cada página en pequeñas páginas, de formas y sentidos de lecturas varios. Uno se ve tentado (y sin duda lo hace) a leer todas y cada una de estas pequeñas historias, pero en realidad, exceptuando la primera (que hay que leerla sí o sí), no es necesario. Incluso podemos saltear de la primera a la última y no por eso perder un sentido de historia.



Las viñetas dentro de esta mini página no sólo funcionan para contener el dibujo sino que tienen su valor narrativo propio. Superponiendolas, haciendolas subir o bajar, con o sin borde, Parés logra que cada viñeta (el elemento, no su contenido) narren aparte de contener.


Con todos estos elementos Parés logra interesarme en su obra más allá del contenido, mostrandome y usando recursos que probablemente yo no hubiese utilizado jamás. Y además lo logra con sutileza, ya que uno la lee naturalmente sin volverse loco preguntandose por donde tiene que leer ahora, sin que le salten todos estos recursos a la vista a menos que los analice con detenmiento. En fin, una gran obra.



Publicar un comentario