.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

lunes, 22 de marzo de 2010

El castillo vagabundo de Miyazaki

El castillo vagabundo de Howl es otra increíble creación del vasto imaginario Hayao Miyazaki, que nos vuelve a deslumbrar con su sensibilidad y su capacidad para trasmitir con belleza, su manera de ver la vida.

Hayao Miyazaki se aleja en esta ocasión, pero no mucho, del grito ecologista que es la marca de toda su obra. Esta vez nos habla sobre las dificultades de crecer, de madurar, sobre el dolor que pueden causarnos a nosotros mismos y a los demás, algunas de las decisiones que tomamos en esos momentos de la vida. ¿Nunca temieron de tomar una decisión, de hacerse cargo de las responsabilidades que iban adquiriendo a medida que iban creciendo? Pero también sobre el amor (otro de los siempre presentes temas de Miyazaki), sentimiento que empezamos a conocer a medida que crecemos, en medio de todos estos temores. El amor en todas sus variantes.

Los personajes principales son: Howl un joven mago que, como Peter Pan, se niega a crecer. Es caprichoso, egoísta y travieso, pero encantador, tierno y bien intencionado. Sophie, la protagonista, representa el amor en estado puro, no solo es el motor por el cual se mueve la historia, sino por el cual los personajes se cruzan, se unen y al final crecen y maduran. Es el amor como fuerza creadora. Arechi, una vieja bruja gorda y malvada, representa al amor en el peor de sus estados, una obsesión que corroe todo, una fuerza destructiva. El reparto se complementa con Califer un pequeño y poderoso demonio de fuego; “Cabeza de Nabo” un espantapájaros saltarín que es un homenaje a más de una fabula tradicional; Marcus el joven ayudante de Howl; y Madame Suliman la maestra de Howl y hechicera real.

La película esta ambientada en un paraje del cual Miyazaki no puede escapar, los típicos pueblos de la Europa (que lo persiguen desde la realización de Marco, de los Apeninos a los Andes), siempre y cuando estos pueblos estuvieran poblados y construidos según la fecunda imaginación del director japonés. Trenes, autos y barcos a vapor clásicos y realistas, se mezclan con aviones que van desde diminutos unipersonales (en los que uno viaja parado) a imposibles gigantescos bombarderos que se mueven aleteando alas gigantes cual los pájaros a los que se asemejan. También agreguemos magos y brujas a la mezcla, con sus demonios y seres oscuros. Todo con los diseños tipicos del estudio Ghibli, tan detallados y espectaculares que te dejan sin aliento.

La historia esta basada en un libro homónimo de Diana Wynne Jones el cual no leí así que no puedo hacer una comparación

Howl no Ugoku Shiro (así es el titulo original) es una película de animación tradicional, que logra una fluidez maravillosa; fondos y escenarios espectaculares que en conjunción con profunda y tierna, logran darnos el sello característico de este director japonés: Poesía en movimiento.

El DVD, la edición argentina al menos, no tiene muchos puntos a destacar. Viene con los trailers, el audio en japonés y español latino, subtítulos en español (los cuales dejan un poco que desear) y como extra trae el trabajo de doblado de los estudios Disney al ingles que es medianamente interesante.
Publicar un comentario