.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

martes, 4 de diciembre de 2012

La gran pantalla.

La verdad es que desde que soy padre soy feliz. Muy feliz. Pero también es verdad que no tengo mucho tiempo para ver películas, o series, o lo que sea. Mi mundo audiovisual se ve dominado por La casa de Mickey Mouse, Manny a la obra, Doctora juguetes, Imaginadores y muchos otros (de los cuales, ya les aviso, solo están buenos dos o tres, Mickey está muy lejos de sus años de gloria en historietas y cortos animados).
Pero de vez en cuando la luna llega a la séptima casa y Júpiter se alinea con Marte y puedo ver alguna película: en los últimos meses fueron tres:


The Road:

Basada en un libro que no leí de Cormac Mccarthy (sí, otra vez él). Protagonizada por Viggo "cuervo" Mortessen, un pibe que no conozco y creo que Charlize Theron. Un drama post apocalíptico no apto para padres recientes como yo. Desesperación, supervivencia, desamparo, llanto mucho santo y para el que sepa mirar en escasos mili segundos, esperanza.

The Book of Eli:
The Road + Mad Max 2 + el código da vinci = Bodriazo total, empieza bien y de repente ahí en medio de la película... termina. No tiene mucho sentido. No da ni para hacerme el interesante diciendo algo de la peli. Bah, me gusta el uso del color casi mono-tono.





Brave: 
Es una película rara, no está al nivel de las mejores de Pixar y casi no parece de ese estudio, si no fuese por el nivel tecnico superlativo. Sencilla y tierna, por ahí me gustó por eso de ser padre nuevito, yo que sé.


Publicar un comentario