.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

lunes, 29 de marzo de 2010

Oliver Jeffers



¡El increíble niño comelibros!

Fondo de Cultura Económica. México.

Colección A la orilla del viento.

Distribución mundial en español

26 x 26 cm. Cartone. Color. 10.000 ejemplares.

2007.

En una época dominada por computadoras, televisores y videos juegos Enrique es un niño extraño, poco usual, a él le gustan los libros. Le gustan muchísimo. Eso sí, no los lee, SE LOS COME. Sí, empieza como un error, pero Enrique se vuelve fanático de comer letras, palabras, libros enteros. Uno, dos, tres. Cuanto más come, más listo se vuelve. Hasta que se empacha y ya no puede seguir comiéndolos . Entonces descubre que leerlos es aún mejor.

Con El increíble niño come libros, Oliver Jeffers nos ofrece un hermoso libro álbum, donde todo está cuidado al detalle, no sólo las ilustraciones sino también, el diseño y puesta en página, encontrándonos por ejemplo, con letras manuscritas perfectamente combinadas con texto mecanografiado. Los dibujos se asientan sobre diferentes tipos de papel: Postales, cartas, servilletas, hojas milimetradas, pentagramas, fichas e incluso sobre la tapa rota de algún libro. Este aprovechamiento de los soportes y el uso inteligente, estratégico, de los blancos agilizan la mirada, amenizando la lectura.

Al llegar al final del mismo, descubrimos, con una idea y realización genial, que Enrique no dejó de lado por completo su extraña dieta.

De vuelta a Casa.

Fondo de Cultura Económica. México.

Colección A la orilla del viento.

Distribución mundial en español

26 x 26 cm. Cartone. Color. 10.000 ejemplares.

2008.


De vuelta a casa es el último de una saga de libros de Oliver Jeffers con el mismo protagonista. Un niño con una curiosidad sin límites y con facilidad de no detenerse ante los obstáculos que se le presentan.

En esta ocasión, el libro empieza con el niño guardando el bote de su última aventura (Perdido y encontrado) cuando descubre que tiene un avión en su placar. Nunca lo había visto pero, sin dudarlo, decide volar en él. Alto, más alto, aún más alto. Y un desperfecto lo obliga a aterrizar en la Luna quedando atrapado allí. Aunque no está solo . Un extraterrestre también se vio obligado a parar en la Luna tras un desperfecto. Luego de temerse mutuamente en un principio, deciden ayudarse. El muchacho salta de nuevo a la Tierra y después de realizar grandes proezas, y algunas distracciones, logra llevar de nuevo hasta la Luna las cosas que necesitan para reparar ambas naves. Se felicitan, se despiden y cada uno vuelve a su casa. Con una aventura más para contar, con un nuevo amigo.

EL DIBUJO

En sus libros infantiles, Oliver Jeffers maneja las formas de manera simple y emulando los garabatos que hacíamos de chicos, pero al mismo tiempo, lejos de ser ingenuas, poseen mucho control y están muy elaboradas. Si bien maneja una síntesis exquisita en los personajes, esto no le impide lograr que sean muy personales, tanto en los gestos como en las posturas. Conoce las poses de los chicos, cómo se mueven, cómo actúan, y lo plasma en la historia de una manera muy especial. Además, añade a sus ilustraciones, detalles de gráficas científicas, combinándolas con elementos desestructurados, lo que enriquece mucho la obra, tanto en lo visual como en lo narrativo.

CONCLUSIÓN

Oliver Jeffers es un autor sorprendente. Desinteresado completamente en educar a los niños a través de sus libros (“Para eso están sus padres” dice), lo que realmente lo moviliza es entretener. Y lo logra. Sus libros nos presentan historias sencillas pero amenas, en las que los niños (y los no tan niños como yo) se podrán sentir identificados y encontrar grandes y divertidas aventuras. Y aunque él mismo diga que no, aprender una que otra cosa sobre la vida.

Ambos libros están editados con gran cuidado por el Fondo de Cultura Económica, en Cartone. Con una edición cuidada en la que casi no hay diferencias con el original en inglés.

Oliver Jeffers nos trae, tanto en El increíble niño come libros como en De vuelta a casa, dos historias hermosas y sencillas para los más chicos, en las que la amistad y el aprendizaje son valores fundamentales, presentados de manera divertida y hermosamente ilustrada.

Links de interés:

http://www.oliverjeffers.com

http://www.fondodeculturaeconomica.com/

Publicar un comentario