.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

domingo, 8 de abril de 2007

LLego el Otoño


Caminar por la calle estos días es un placer, la temperatura es agradable, veintipico de grados. Si uno elige bien el horario y el barrio, realmente puede ser una caminata agradable y tranquila, sin que nadie lo moleste, solo con sus pensamientos y sueños. Incluso a veces con sus sentimientos aflorando por la cosa mas inesperada, como un pajarito que se baña en un charco dejado por las recientes lluvias. Y el valiente no se aleja, a pesar de que te acercas a medio metro de distancia. Con la música de fondo adecuada , se cae mas de una lagrima o aflora una sonrisa sincera.
Pero lo que mas me gusta de esta época, es otra cosa. Algo que le pido al señor portero, a la señora ama de casa, al señor barrendero, a los abuelos... les pido por favor que no me las barran, que me dejen ese alfombrado marrón, anaranjado y dorado que tapa el gris aburrido de la ciudad. Que me dejen eso Crinch! Cranch! Crunch! Déjenme seguir siendo un niño cuando camino.

Publicar un comentario