.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

lunes, 12 de enero de 2009

Cosas que leo.

Bueno hace mucho que no digo nada sobre los libros o historietas que anduve leyendo.
Por la parte de los libros, voy a resaltar dos, aunque leí otras cosas: La torre Oscura I de Stephen King y Lolita de Vladimir Nabokov.

  • Lolita:

Hace añares que en mi biblioteca sobresalía un ejemplar antiguo, y completamente destrozado por la humedad y otros malestares, de este libro, tal era el estado que me daba cosa leerlo. Pero a mediados del año pasado me lo conseguí en la edición tapa dura de RBA, su colección de narrativa actual.
Novela aclamada, su primera mitad me encantó. La presentación del protagonista (Humbert Humbert) en primera persona, así como la presentación de sus obsesiones y compulsiones. Manipulador y egocéntrico Humbert "padece" de una ficción sexual por lo que ella llama Ninfulas: Niñas entre 12 y 14 años de edad. Durante toda esta parte del libro, Nabokov nos muestra esta perversión con una fabulosa prosa erótica que nunca llega a ser obscena. Nos cuenta como a cada rato anda buscando a estas ninfulas, pero nunca se anima a concretar nada más allá de la auto satisfacción o el uso de Prostitutas que alguna vez fueron de estos especímenes de chicas que volvían loco su libido.
Hast que encuentra, luego de algunas interferencias del destino y la casualidad a Dolores Haze, Lolita. Y en ese momento empieza la segunda mitad del libro y su abrupto declinar.
Nos cuenta como logra concretar sus deseos perversos con Lolita. En realidad no nos cuenta, lo vemos todo de refilón, mientras nos aburre con excursiones a lagos, largas crónicas de viajes por Estados Unidos (nombrando sin parar "tipos de turistas" y hoteles y direcciones) que me aburren hasta el hartazgo.
Toda esa prosa erótica, perturbadora e ingeniosa de la primera mitad desaparece por un "lo hicimos anoche". Ni siquiera se molesta en profundizar en los diferentes sistemas de coacción que tienen el uno para con el otro, para lograr cada uno sus necesidades (ella sus caprichos materiales, él sus caprichos sexuales). Solo queda claro que tipo de relación tiene ellos, pero sin que me importe o me llegue en lo absoluto.
Me aburre tanto, que hace un mes que estoy en esta parte, avanzando en un promedio de dos renglones cada 3 días.
Una decepción total.

· La Torre Oscura I:

Primero voy a hacer dos aclaraciones: No me gustan los libros de Stephen King, hasta hace unos meses su único libro que me gustó fue: Mientras escribo. O sea un libro de no ficción, teórico. Leí varias de sus obras mas comentadas y me aburrieron a más no poder, me parecían en extremo predecibles.

Por otro lado, el genero “Épico Fantasy” a la Tolkien, es uno de mis preferidos.

En la torre oscura, King sin duda busca (y lo admite en el prologo) lograr ese EPICO que tiene el Señor de los Anillos, pero de manera personal y lo hace muy bien. Este primer volumen de la saga (son nada más y nada menos que siete) logra entretenerme y mantenerme expectante de lo que va a pasar y aún más de lo que pasó. Aunque tiene cosas que no me gustaron: los giros argumentales te los avisa con 4 o 5 capítulos de antelación;¿ cuantas veces un autor puede recurrir a una muletilla descriptiva sin aburrir? (si, ya me di cuenta que le suenen los huesos a la gente de este mundo cada vez que se levantan, tan todos artríticos. Tampoco me interesa saber a cada rato que pasa con las “entrepiernas” de los personajes cada vez que hacen una acción). Con todo la historia es entretenida y amena, dejándome ganas de leer el segundo, la prosa chabacana y sin pretensiones es ideal para el libro.

Esas son las reseñas hasta quien sabe cuando.

Ahora estoy leyendo “La pandilla de Asakusa” de Kawabata, libro que el propio autor dice que le genera “vergüenza” vamos a ver si es para tanto, a mi su “Maestro del Go” me pareció genial.

Publicar un comentario