.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos.

Rayuela, capitulo 93, Julio Cortazar
______________________________________________________________________________

sábado, 20 de febrero de 2010

La Ciudad de Cristal, una novela grafica.



David Mazzucchelli y Paul Karasik logran lo que parecía imposible: Adaptar la novela La Ciudad de Cristal de Paul Auster a un medio grafico como es la historieta.

Algunas Consideraciones

Vale detenernos primero en dos conceptos que suelen llevar a la confusión: Hacer una obra adaptando otra no es lo mismo que basarse en una obra para hacer una nueva, proceso al cual llamamos transposición.

Hacer transposición es tomar una idea, algunos conceptos de la obra original y en base a estos realizar una obra nueva y original (Hellboy 2 se basa en las ideas y personajes de la obra original, pero crea una historia completamente nueva).

La adaptación es, por otro lado, llevar de un medio a otro la misma historia y concepto de la manera más fiel posible (Un buen ejemplo de esto es El señor de los Anillos o El Prestigio. Un mal ejemplo es Yo, Robot: la película se basa en la obra original, intentando ser una adaptación, pero no lo logra)

La adaptación de una obra que pertenece a un género discursivo a otro es siempre difícil. Cada género tiene sus reglas internas, sus usos y costumbres, sus límites y virtudes. Traspasar una obra de manera muy fiel no siempre es la solución, a veces lo que funciona en un medio, no funciona en otro, pero tomarse todas las libertades tampoco es la mejor salida ya que se corre el riesgo de estar en realidad, contando otra cosa.

Llevar una obra que utiliza con maestría las herramientas de su género como es la novela La Ciudad de Cristal, es todavía más complicado.

La novela Grafica

En una novela se utiliza el texto para hacer avanzar la historia. Es la única herramienta para hacerlo, en cambio en los comics tenemos otro canal de información., el dibujo. En la historieta el dibujo no puede (o al menos no debería) dar la misma información que el texto, ni viceversa. Muchas adaptaciones de prosa a comic fallan en este punto (se me viene a la mente la reciente Coraline de Gaiman adaptada por Rusell). Este problema se vuelve casi asfixiante cuando Paul Auster accede a la adaptación de su obra con la condición de que los textos que se utilicen permanezcan intactos.

Mazzucchelli y Karasik sortean estos problemas con elegancia. Eligen los textos con inteligencia. El dibujo es milimétricamente estricto, medido, justo. Narrativamente equilibrado y armónico, siempre al servicio de lo que debe contarse, sin estridencias ni preciosismos. Es gestual, de pincelada abierta y suelta. Es una línea de autor cien por ciento original. Es sintético y detallista a la vez. Estilizado y realista. Simbólico para resaltar los juegos de sentido en la historia y realista para mantener el verosímil; Utiliza los elementos del lenguaje del comic siempre en provecho de la interpretación personal de la historia: la grilla de nueve siempre presente, pero los juegos conceptuales entran y salen de esa grilla. Todo ésto, lleva los planteos de Auster sobre la personalidad e identidad de las cosas y personas a un plano gráfico que lo refuerza y al mismo tiempo le da un nuevo significado.


La Ciudad de Cristal, versión historieta, no tiene nada que envidiarle a la obra original: al carecer de algo tan importante como la extensión para el desarrollo de historia, conceptos y sobre todo preguntas, se apoya en el medio grafico, logrando incluso – tal vez en algunos momentos – aportarle algo más a la brillante obra de Paul Auster.

Los autores:

David Mazzucchelli:

Se consagró como artista de historietas con obras como Daredevil: Born Again o Batman: Año Uno (ambas escritas por Frank Miller y en ambas resignifica al personaje protagonista), donde podemos ver un estilo realista y preciso, muy cuidado en la narración que sigue influyendo en la actualidad a los artistas de Daredevil. Pero su pasión por el cambio y su evolución como artista lo alejan de la historieta mainstream de súper-héroe y se mete de lleno en el comic independiente americano, con influencias que van desde la BD francesa y el Manga. En esta etapa sobresalen sus obras Big Man (aparecida en su breve y difunta colección Rubber Blankets y Ciudad de Cristal). Hace poco salió la alabadísima Asterios Polyp, la cual espero conseguirla prontamente.


Paul Karasik:

Estudió en la School of Visual Arts con Will Eisner, Harvey Kurztman y Art Spielgman con quien trabajaría posteriormente en la revista RAW y en la New Yorker (Spielgman fue el responsable de encargarles el trabajo de adaptar La ciudad de Cristal). Actualmente realiza una historieta autobiográfica en la cual trabaja junto con su esposa Judy, mezclando prosa e historieta.

Ediciones:

En español esta obra cuenta con dos ediciones.

La primera es de editorial La Cúpula. Impresa bajo su sello Brut Comix en tres cuidadas revistas de cincuenta páginas cada una. La calidad de la edición es impecable, pero al ser una novela grafica que nunca fue pensada para ser editada en revistas, nos encontramos con abruptos cortes en medio de alguna situación importante sin que tengan mucho sentido.

La segunda edición corresponde a Anagrama Ediciones, que también edita las novelas de Auster, esta edición es integra, en un solo tomo lo cual nos evita el problema recién mencionado. Pero para respetar el tamaño de sus colecciones, la página es reducida, lo que juega en contra de la apreciación del arte de Mazzucchelli y por ende de la historia misma.

Publicar un comentario